Menú

Carlos y Felipe Contepomi, una familia unida por el deporte y la medicina

El Dr. Carlos Contepomi, médico traumatólogo, y su hijo Felipe Contepomi, médico deportólogo y ex jugador argentino de rugby que brilló en los Puma, llegando a ser capitán del equipo y máximo anotador de la historia, tienen en común mucho más que el ejercicio de la medicina. Juntos crearon el Centro Médico Contepomi, especializado en medicina del deporte, traumatología y rehabilitación, desde el cual el foco profesional está puesto en la salud y la concientización de la importancia de la actividad física.

Por eso, y por haber compuesto un modelo de trabajo que une la profesión con la familia, conversamos con el Dr. Carlos Contepomi para conocer de cerca su modalidad y estructura laboral.

¿Cómo es trabajar en familia y llevar juntos adelante un Centro Medico? ¿Existe alguna complejidad especial debido a este factor particular?

El trabajo en familia significa tener bien claros cuáles son los objetivos a lograr y cuál es el mejor camino. Por nuestra experiencia, aprendimos que con diálogo, tolerancia y mucho trabajo es posible tener buenos resultados. Nada es difícil cuando la relación personal es buena y el fin es noble y ético. Hay pocas cosas más agradables que compartir la pasión entre padre e hijo. Además, manejar un Centro Medico, a diferencia de cualquier otro sector, solo es distinto por el componente profesional, donde se debe valorar los conocimientos y la experiencia de cada uno.

¿Qué códigos internos manejan como para no mezclar lo familiar con lo profesional?

Cuando la relación familiar es buena los códigos son los mismos. Respeto y trabajo a conciencia por sobre todas las cosas.

¿Cómo surgió la idea de trabajar juntos?

Hace seis años, cuando Felipe me comunicó su regreso al país para ejercer su profesión, hablamos de la posibilidad de integrar el Centro Medico Deportológico a un grupo de especialistas en Traumatologia. Y enseguida nos pusimos a trabajar al respecto. En el año 2009 nació este equipo abocado al área de traumatología y rehabilitación que participan en la prevención, diagnóstico y tratamiento, de toda lesión o deformidad en el aparato musculo esquelético. El trabajo interdisciplinario nos permite efectuar las evaluaciones que llevan al deportista a llegar al máximo de su capacidad o le permiten detectar alteraciones en su organismo a fin de prevenir riesgos mayores.

¿Recuerdan algún episodio difícil o crítico que les haya tocado enfrentar en lo laboral?

El episodio no tiene nada que ver con lo familiar, pues las únicas dificultades que hemos enfrentado son financieras y las dificultades típicas de un país difícil en lo laboral.

¿Qué harían ante una situación de posible conflicto con el paciente?, ¿Cree que influye la falta de comunicación entre médico-paciente?

La comunicación medico paciente es fundamental para lograr buenos resultados, no sólo en lo que respecta a una buena relación, sino con fines de entender al paciente, ganar su confianza, llegar a un diagnóstico correcto y poder ser eficiente en su tratamiento. Todo esto evita futuros conflictos.

¿Qué opinan sobre los códigos de ética y responsabilidad profesional en la medicina?

En lo personal tengo la impresión, pero no la experiencia, de que la responsabilidad profesional en nuestro país pasa más por elementos técnicos (examen, diagnóstico o tratamientos) que por códigos de ética. En nuestra formación familiar o profesional, la ética ocupa un lugar preponderante, es una norma de vida, pero claro que todo apunta a no descuidar nunca por ello lo técnico.

Una ética que está por debajo y que sostiene, como una columna vertebral, a toda la labor de estos dos especialistas, padre e hijo, y a su equipo, sumado a una profesionalización marcada por la capacitación constante, hacen que su labor siga dando frutos y marcando precedencia.

Fuente: diagnosticsnews.com