Menú

Datos alarmantes que inciden directamente en los siniestros de tránsito y en sus consecuencias.

El equipo de seguridad vial de CESVI realizó un estudio en las principales vías de acceso a la Ciudad de Buenos Aires y revelaron datos alarmantes que inciden en los accidentes de tránsito. El relevamiento se hizo a más de 2000 conductores y se difundió en el marco de la tercera edición de la Semana del Seguro y la Prevención.

El informe refleja que el 22,8 % de los conductores no utiliza cinturón de seguridad.  En tanto que con relación al copiloto delantero, sólo el 50,3% lo utiliza, mientras que los acompañantes que viajan en los asientos traseros, en un 68,2% no se lo colocan.

“La no utilización del cinturón de seguridad trae aparejado un problema aún mayor, que es la falta de retención previa a la activación del airbag. Si el cinturón no está colocado, en caso de que se active el airbag, se pueden producir lesiones severas y hasta mortales en los pasajeros”, aseguró Gustavo Brambati, Subgerente de Seguridad Vial de CESVI ARGENTINA.

Con relación al principal factor de siniestralidad, el error humano es el principal, y las distracciones son una de las causas fundamentales, siendo la principal el celular. A pesar de las campañas de concientización e inclusos las multas, el 13,5 % todavía lo utiliza mientras maneja.

“Un auto que circula a 120 km/h recorre unos 35 metros por segundo. Si se lee un mensaje de texto durante solo 5 segundos, estará manejando 175 metros sin prestar atención en el camino. Y así lo podemos calcular con cada acción que realizamos con el celular multiplicando los riesgos”, aseguró Brambati

Las maniobras riesgosas son también causantes de choques y en esa lista, los cambios de carril sin señalizar ocupan los primeros lugares. En sintonía con esta realidad, se detectó que solo el 23,9% utiliza las luces para anticipar su adelantamiento y el 26,3 % para incorporarse al carril. Una de cada cuatro personas utiliza las luces de giro para realizar un adelantamiento o volver a su carril.

La metodología para recolectar los datos consistió en el seguimiento de los vehículos a través de un móvil que fue tomando cada dato individualmente. Los resultados arrojados en ambas vías fueron similares y dejaron preocupación porque se siguen cometiendo infracciones que derivan en siniestros.

En cifras

UTILIZACIÓN DEL CINTURÓN- CONDUCTOR

  • Sí: 77,2 %

  • NO: 22,8 %

UTILIZACIÓN DEL CINTURÓN-COPILOTO

  • SÍ: 50,3 %

  • NO: 49,7 %

UTILIZACIÓN DEL CINTURÓN-PLAZAS TRASERAS

  • SI: 31,8 %

  • NO: 68.2%

UTILIZACIÓN DEL CELULAR AL VOLANTE

  • SÍ: 13,5 %

  • NO: 86,5 %

USO DE LUCES PARA ADELANTAMIENTOS

  • SÍ: 23,9 %

  • NO: 76,10 %

USO DE LUCES PARA INCORPORARSE AL CARRIL

  • Sí: 26,33 %

  • NO: 73,67 %

 

 

Fuente: StandBack