Menú

Golpe comando

Catamarca: se llevan 25 motos de un depósito de Gilera

Desconocidos ingresaron a los depósitos de la fábrica Gilera, ubicada en el área industrial El Pantanillo, y se llevaron una importante cantidad de motos cero kilómetros, motores, partes de rodados y ruedas. Ocurrió el fin de semana y los malvivientes actuaron «tranquilos», ya que el lugar es tierra de nadie. Por la misma razón y en paralelo una fábrica metalúrgica ubicada a la par del depósito mencionado también fue objeto de robos de herramientas.

Sobre lo ocurrido, el Gerente de Gilera en Catamarca Felipe Franco y quien además preside el Parque Industrial El Pantanillo dialogó con El Ancasti y permitió visitar el depósito en donde ocurrió el robo.

Mientras recorría las instalaciones, que ya se encuentran totalmente vacías, Franco contó que los autores del hecho trabajaron «tranquilos».

«Por lo que se puede ver lo que hicieron es cortar la energía y sacar todo el cableado que era perimetral. Ingresaron por la parte superior por una ventana que violentaron y así pudieron acceder al salón. Allí abrieron el portón y sacaron los rodados», explicó Franco.

El hombre destacó que si bien aún se encuentran realizando el inventario para conocer el número real de motos sustraído y el daño causado, se estima se robaron alrededor de 25 motos, 25 motores y unas 40 ruedas.

«Estuvieron acá (por el salón) adentro, muy tranquilos, buscaron, revolvieron, se llevaron lo que querían. Trabajaron tranquilos, si hasta hicieron ingresar una camioneta y allí las cargaron», detalló Franco.

En este sentido contó que por las huellas que la policía encontró en las afueras del depósito, en la parte posterior, es que se estima que fue una camioneta la que estuvo en el lugar.

Finalmente y visiblemente ofuscado por la situación que se vive en el lugar, Franco señaló que «desde hace muchos años estamos en estas condiciones, sin seguridad, sin presencia policial. Las autoridades nos tienen que cuidar, responder a nuestras necesidades, no están y realmente nos sentimos desprotegidos. Hoy tenemos situaciones como la desocupación, plantas que cierran y que no vuelven nunca más, esa es la realidad y los pocos que quedan nos sentimos totalmente avasallados con los robos, y saqueos», se lamentó.

La investigación por el robo se encuentra a cargo del fiscal Miguel Mauvecín.

Metalúrgica

Durante el mismo fin de semana en que ocurrió el robo al depósito de la fábrica Gilera, la fábrica «Edificat» que se ubica al lado, también fue objeto de robo.

Para ingresar, los malvivientes violentaron una ventana que se ubica en la parte superior. Por ese lugar sacaron taladros, y varias herramientas de valor.

«Destruyeron la alarma del lugar y así pudieron trabajar tranquilos», contaron los empleados del lugar en diálogo con este diario. También se radicó la denuncia penal por el hecho.

Fuente: El Ancasti