Menú

¿Cúal es la mejor cobertura para un viajero?

Sea que viajes solo o con tu familia, por un fin de semana o por varios meses, es necesario que cuentes con protección a donde sea que vayas.

Cuando se juega de visitante en otro lugar, especialmente en un país en el extranjero, no se sabe nada de la medicina local, la calidad de los centros médicos, su accesibilidad y costos.

Este desconocimiento puede ser riesgoso. Imaginate ir a un lugar inadecuado y que pudiese significar no solo un mal tratamiento sino hasta un procedimiento en contra de tu salud con el único propósito de sacarte de dinero. Mejor buscá una cobertura antes de viajar.

Escribimos Cobertura y no Seguro porque en muchos países las empresas que protegen a los viajeros no son aseguradoras y en muchos casos terminás adquiriendo protección de una compañía que solo tiene un nombre y algunos telemarketers y que a su vez terceriza los servicios.

Ese suele ser el caso que luego repercute en los medios cuando una persona no puede ser repatriada a pesar de estar cubierta por la insolvencia de su supuesto asegurador.

Entonces, primer consejo antes de adquirir un seguro: busca PRESTIGIO. Antes de comprar una protección y por supuesto antes de viajar, investiga sobre el supuesto asegurador y aléjate de lo que te produzcan duda.

Si ya estás seguro respecto del PRESTIGIO (porque su Banco o se Tarjeta de crédito le vendieron el producto) o porque tuviste el buen juicio de consultar con tu asesor en seguros (que entiende del tema riesgos), el siguiente paso es asegurarse de que el PRESTADOR tenga un servicio telefónico 24/7/365 (¿Usted entiende no?: Las 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días del año). ¿Cómo hacerlo?  Antes de viajar llamá, por ejemplo a las dos de la mañana,  por teléfono al número 0800 y chequeá si atienden.

Ahora bien, imaginate que viajas a Miami, la Costa Azul, los Pirineos, Oslo o Santa Cruz de la Sierra ¿Qué es lo que querés saber cuándo compras un seguro de viajero? Que pase lo que pase, a la hora que sea … ellos se harán cargo de la situación.

Pensá que pueden ser las 12 de la Noche en Orlando, regresás de los parques y el más pequeño de tus hijos vuela de fiebre. Buscas la tarjeta del servicio del viajero y  llamás. Pueden pasar dos cosas: A) que te pasen de inmediato con quien presta realmente el servicio B) Que te respondan «en seguida lo llamamos».

En el mejor de los casos en 15 minutos te devuelven la llamada y ahí pueden pasar 3 cosas:

1 – «El doctor estará por allí en media hora» (Óptimo).

2 –  «No tenemos doctor en el área, vaya al Hospital Regional de Kissimmee que lo estarán esperando y no tendrá que pagar nada». (Mediocre y dudoso)

3-  «No tenemos servicio en este momento, vaya a una sala de emergencias y mándenos las facturas» (HORRIBLE) Sabés que pueden tardar semanas o meses.

Bien, te podés adelantar a esta situación e indagar. «Voy a pasar las vacaciones en Orlando ¿Tienen médicos allí o me busco un servicio que los tenga?

Entonces, antes de contratar una cobertura o seguro del viajero, verificá el prestigio, chequeá que funcione el call center las 24 horas y que tengan un servicio real y disponible a donde sea que vayas.

Consejo final para viajeros

Asegurate de que el límite máximo de protección por persona no sea inferior a $100,000 dólares americanos, que incluya traslado sanitario con un pariente si o si y que se lea claramente «repatriación de restos».

 

Fuente: BuenaFuente