Menú

Siento pasión por el trabajo y el deporte

Si hay algo seguro en la vida de Fernando Soriano es que todo marcha sobre ruedas. A bordo de su moto, visita clientes de Aval desde hace 14 meses, con asistencia perfecta. Y cuando se baja de la moto, se sube a la bicicleta donde brilla en mountain bike, consagrado como campeón tucumano en siete oportunidades. ¿Cómo hace este hombre de 32 años para combinar trabajo y deporte? “Siento pasión por lo que hago. Amo mi trabajo y si no me subo a la bicicleta siento que algo me falta”, define con una sonrisa grande, entrevistado en una de nuestras oficinas del primer piso.

La historia de Soriano está marcada por el sacrificio y el consiguiente éxito. “Empecé a correr desde niño, en Infantiles B. Tuve la suerte de pasar rápidamente Pre-Juveniles y ya no paré. Desde el 96 hasta la fecha. Salí campeón tucumano siete veces en todas las categorías: PreJuveniles, Juvenil, Sub 23, dos veces en Elite y dos más en Mayores A. También gané un Trasmontaña, la carrera más importante del país”, se enorgullece Soriano, quien arrancó el año 2015 con todo: campeón en el Rally Nocturno de Santa María (Catamarca) y campeón en Tafí del Valle.

Los resultados no son casualidad: “Todo el tiempo libre me dedico a entrenar. Los siete días a la semana. Hago cuatro dobles turnos: siesta y noche. En el gimnasio hago la parte física y después la bicicleta. Hasta en mi casa entreno. Si uno quiere lograr un buen rendimiento físico, esa es la fórmula”, sostiene Fernando, que arranca el día arriba bien temprano: a las 6.30 despierta, desayuna y en su moto llega a Alberdi 225, donde el grupo humano de compañeros lo sorprendió más de una vez.

“En Aval encontré un trabajo soñado. Soy feliz trabajando, me hace bien. A una persona el trabajo lo dignifica. Aval es una empresa que al empleado lo hace sentir muy cómodo, lo trata bien, son amables, respetuosos. Te festejan el cumpleaños. Tengo un jefe espectacular. Uno viene con ganas de trabajar. El equipo de trabajo es muy hermoso. Me acuerdo que para Pascuas nos regalaron a todos un huevo. Son detalles que a uno lo hacen sentir muy presente para la empresa”, reconoce Soriano, quien se encarga de aconsejar a sus compañeros de oficina sobre vida sana.

“Muchos me dicen que estoy loco: cómo puedo trabajar y entrenar a la vez. A todos les respondo que la alimentación es fundamental: hay que comer lo más sano que se pueda, distribuir una ración cada tres horas, fruta, barra de cereal, almuerzo, merienda, cena. Yo esquivo las chatarras y las frituras”, asegura. ¿Y el reposo? “Es malo estar quieto, dormir más de lo necesario. Cuando hagan deportes no se van a sentir tan cansados. Si te acostás a dormir la siesta el cuerpo queda más cansado. Al cuerpo lo activás con actividad física. Sentís el cuerpo más liviano y despierto. En cambio si no hacés nada, queda endurecido, cansado, los músculos se contraen”, define Soriano, quien después de la entrevista tiene que pasar a visitar clientes en su moto (“En bici no puedo porque tengo que llegar bien presentable, sin transpirar”) y luego derecho al gimnasio. Es que los desafíos inminentes llenan su agenda: la semana que viene sube a competir a San Javier y el 8 de marzo quiere participar de la primera fecha del Campeonato Argentino en Córdoba. El podio está preparado para recibir al biker estrella de Aval. Y de eso también Fernando está seguro.